El Complejo Zannochi es un hogar de apoyo escolar al que van chicos desde jardín de infantes hasta los primeros años de secundaria. para recibir ayuda con su tarea y entender mejor lo que hacen en sus colegios. Nosotros en general visitamos para ayudar y pasar un rato con los chicos, para divertirnos juntos y poder conectar con gente que no conoceríamos de otra manera, no solo los chicos pero también los maestros. 

Este lunes, fuimos ahí junto con otra tutoría que en general visita al geriátrico de Vicente López, para pintar las paredes de la cancha de fútbol que tienen ahí. Esta es grande, pero las paredes están desgastadas, entonces nuestra idea era pintarla para que cuando juegan, los chicos puedan tener un lugar más lindo para divertirse. 
Los chicos con los que estuvimos son de los más grandes que van al hogar, de 10 a 14 años, más o menos. En general, nosotros pasamos más tiempo con los más chicos, así que estos no nos conocían tanto y se notaba que eran más tímidos, además de ser muchos menos. Pero después de explicar y repartir bien las tareas, empezamos a pintar todos juntos.
Aunque éramos el doble de chicos del colegio y la mitad de chicos del hogar que van en general, igual pudimos conectar con los chicos y colaborar entre todos.
Fue muy lindo ver cómo chicos que antes tenían más timidez y estaban inseguros, de a poco tomaban confianza y pintábamos todos lado a lado.
Para mí ir al hogar es tener una oportunidad de alejarme del colegio y poder conectar con nenes que no podría ver de otra manera, y que se emocionan tanto al vernos que nos esperan impacientes y nos hacen sentir queridos.

Galeria