El viaje a La Cumbre es una tradición para los alumnos que participan en el coro de año 10º, 11º y 12º desde hace ya 22 años.  En este viaje no solo se logra disfrutar del encuentro con distintos colegios y la presentación de sus coros sino que también aprovechar el increíble paisaje que tiene este lugar para ofrecernos.

En esos tres días se crea una conexión especial con la naturaleza que nos rodea, también es una buena oportunidad para conocer a los integrantes del coro de distintos años, cosa que en el día a día es difícil de lograr. Tanto a los alumnos como a los profesores nos da la oportunidad de poder distraernos de la rutina y disfrutar de cada momento.


Aprovechamos esta oportunidad de poder transmitir lo valioso y especial que es este viaje para también poder hablar de la importancia del coro a lo largo de nuestros años en el colegio desde cuarto grado hasta último año.  Un espacio que se mantuvo constante con el pasar de los años, cada uno superando al otro, dejándonos una canción y momento especial, al igual que recuerdos y sentimientos.

El “Gran Hotel La Cumbre” que nos recibe, hace su gran aporte creando un clima muy especial y único, ya que está ubicado en lo alto del pueblo y desde sus balcones se puede disfrutar junto con amigos de un atardecer con vista a las montañas.


Este año, llegando al final del camino del colegio, en el La Cumbre, tuvimos sensaciones de tristeza y alegría. Tristeza porque se termina el transcurso de coro que definitivamente nos lo llevamos como una de las cosas más lindas que nos ofrece el colegio y que nunca vamos a olvidar.  Por otro lado, alegría ya que tuvimos la suerte de poder participar e ir encontrando diferentes emociones que fueron desarrollándose a medida que crecimos. Podemos decir que sin duda, para el coro en general, este viaje es uno de los mejores que el San Andrés nos ofrece.

Nos gustaría agradecerle a Tomás Merello, nuestro director, quien nos acompañó durante este proceso de 9 años, nos vi
o crecer, nos enseñó muchas cosas y nos dejó un recuerdo muy lindo de nuestros años colegiales.  También a Marina Vila y Facundo Pesci a quienes tuvimos la oportunidad de conocer mejor en estos últimos años, estuvieron siempre presentes y ayudando para que todo salga de la mejor manera posible. ¡¡Gracias!!

Sofia Rohm y Justina Bourdieu - Año 12


Galeria