En el viaje a Puerto Madryn tuvimos la oportunidad de ver el modo aplicable de la ciencia y apreciar la importancia que juega en el mundo.

Pudimos visitar la fábrica de aluminio ALUAR, ver ballenas y pingüinos, clasificar y diferenciar organismos de un ecosistema local y analizar las condiciones químicas del mismo. Además visitamos un parque eólico y varios museos, armamos volcanes en la playa sin fósforos y pusimos en práctica diferentes experimentos.

Al estar todo el día experimentando en el mundo científico junto a compañeros que comparten un mismo interés o pasión, fue muy fácil juntarse con gente que en muchos casos uno conoce, pero en otros no, desde un lado aventurero y curioso. El grupo humano fue muy diverso y esto enriqueció el viaje aún más. Nos complementamos muy bien y fue una gran oportunidad para crear nuevos vínculos. 

Nos guiaron en la experiencia científicos con mucha dedicación e interés en su profesión que además de mostrarnos la ciencia más allá de lo que nos enseñan en IB o IGCSE, nos mostraron un estilo de vida diferente pero muy interesante para aquellos que tienen planeado estudiar algo relacionado con esta área. Fue un viaje definitivamente enriquecedor y divertido. Muchísimas gracias a Paula Daurat, Clarita Duggan y  Martín Fragola por organizarlo y acompañarnos.

Agustina Murchison Y11

 


Galeria